¡La magia del creampie!

En una época en la que el sexo casual se ha normalizado hasta un punto que escandalizaría a la gente de hace unas pocas generaciones. De hecho, Kenneth Play menciona “Not every guy will like sex creampies, but for those who do, the reasons they like it can vary” – Que en palabras más o palabras menos quiere decir que el creampie no es algo que a todos los hombres les gusta, pero a quienes les gusta es por razones obvias.

Tradicionalmente, el término proviene de una tarta literalmente rellena de nata montada, sin embargo, en el sexo y el porno se le conoce así al acto de eyacular dentro de la vagina de la mujer. Para algunas personas, eyacular en el ano durante el sexo anal con penetración también podría contar como un creampie.

¿Por qué los hombres adoran los creampies?

El sexo seguro está muy bien, pero además de la sensación física del sexo sin protección y la libertad de seguir empujando en el momento del clímax, también hay una serie de razones psicológicas por las que a los hombres les gustan los creampies:

  • Para algunos, puede deberse a la sensación instintiva y primitiva de satisfacción de tener sexo natural y sin protección, aparentemente sin preocupación por el embarazo.
  • La tecnología y los métodos anticonceptivos modernos han creado ciertas barreras para que los creampies se conviertan en una experiencia más rara, lo que puede aumentar el erotismo contextual.
  • Es posible que a algunos hombres les gusten no sólo porque son raros, sino por el tabú de tener sexo de riesgo.

En resumen, hay montones de formas diferentes en las que los creampies pueden resultar sexys o excitantes. Al final, dependerá mucho de la pareja; los chicos no son los únicos que encuentran los creampies como un concepto erótico.

Los creampies y el porno:

Entre todas las innumerables formas en que los creampies pueden ser eróticos o excitantes, ya sea dando o recibiendo, no es de extrañar que jueguen un gran papel en las industrias del porno. A nivel mundial se ha mantenido en un puesto bastante consistente, entre el 16º y el 20º del mundo (Según las estadísticas anuales que reporta PornHub cada año).

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, por muy comunes que sean los creampies en el porno, no siempre son 100% reales. Dado que el porno es un medio visual, existe la presión de asegurar una recompensa visual de algún tipo. A veces, eso significa fingir la toma posterior al creampie.

¿Y si mi novia no quiere creampie?

La respuesta es bastante simple, tendrás que aceptarlo y respetar su decisión, pero eso no significa que no puedas hacer nada para satisfacer tu deseo, siempre puedes explorar otras formas de obtener la emoción, ya sea física o psicológica, que asocias con eyacular en otra persona. Quizas estas opciones puedan ayudarte:

  • Tal vez un juguete sexual pueda ser un sustituto para que obtengas el placer visual de ver tu eyaculación salir del masturbador. Actualmente existen muchas marcas que hacen vaginas, culos y bocas de silicone para el placer de los hombres, solo es cuestión de buscar.
  • Otras posibilidad es eyacular en un preservativo femenino mientras se penetra a la pareja. El truco acá esta en hablar con tu pareja y ver si esta de acuerdo en usarlo.
  • Siempre puedes acudir a webs de porno gratis como GoodPorn.xxx para ver todos los vídeos porno de creampie que quieras y satisfacer el aspecto físico y al mismo tiempo el psicológico que genera el creampie en ti.

Puede que recrear la experiencia no sea totalmente facil, lo importante es saber que hay opciones a explorar y evitar en lo posible presionar a tu pareja, a fin de cuentas eso viola el consentimiento. Si realmente quieres eyacular dentro de tu pareja, es posible que con el tiempo le guste la idea. El apetito de las personas y su nivel de comodidad con los distintos actos sexuales pueden evolucionar a lo largo de la vida.